Las campañas más extravagantes del 2018

Este año se han estrenados muchas campañas extravagantes que se toparon con el éxito gracias precisamente a su rareza.

 

La creatividad hace muy buenas migas con la locura, que es muchas veces la que le susurra las ideas más geniales al oído.

Conscientes de que la mejor creatividad es a menudo la más demente y extravagante, a los publicitarios les gusta zafarse de vez en cuando de la sensatez para alumbrar campañas tan raras como sensacionales.

Este año ciertas campañas han elevado sus dosis de excentricidad, pero estas que recogemos a continuación. Son probablemente las mejores:

 

“Pee Ad” – IKEA – Åkestam Holst

En “Pee Ad” IKEA animaba a sus clientes (de género femenino) a depositar una pequeña muestra de orina en un rectángulo dispuesto “ad hoc” en el faldón del anuncio (de naturaleza impresa). Si tan singular test de embarazo daba positivo, aparecía mágicamente en tinta roja en el anuncio el precio rebajado de la cuna en él mostrada.

 

“Go With The Fake” – Diesel

A principios de año la firma italiana de ropa Diesel abría una tienda de “look” deliberadamente cutre en el barrio neoyorkino de China Town (donde abundan los establecimientos de imitaciones). En tan singular establecimiento se vendían a precio de ganga lo que parecían logradísimas imitaciones de prendas de la marca transalpina (que eran en realidad 100% auténticas).

 

“King Popcorn” – Burger King – McCann Lima

En Perú, y aprovechando un cambio en la legislación sobre la comida autorizada en las salas de cine, Burger King se descolgó hace unos meses con un campaña tan delirante como increíblemente ingeniosa. En virtud de la nueva legislación peruana, en las salas de cine los espectadores podían introducir comida procedente del exterior a condición de que ésta fuera igual o de similares características a la que se comercializaba dentro de las salas. Por eso, y para atenerse a lo dispuesto por la ley (y a la vez burlarla), Burger King comenzó a vender en el país sudamericano un nuevo producto bautizado con el nombre de “King Popcorn” que parecía a priori el típico cartón de palomitas pero que albergaba en realidad en sus entrañas un Whopper y patatas fritas.

“Cover Letter” – Chase Zreet

Una de las campañas más extrañas (y también más efectivas) del año lleva la firma del “copy” afincado en Texase Chase Zreet, que deseoso de trabajar en la agencia Wieden + Kennedy (para la cuenta de Sprite específicamente), dio alas a su espíritu más “freak” en este loquísimo vídeo a ritmo de rap. Tan impresionados quedaron en Wieden + Kennedy por su inusitada candidatura, que la agencia no pudo menos que contratarle.

 

“Bacoin” – Oscar Mayer – McGarryBowen

Capitalizando en su propio beneficio la popularidad de las criptomonedas, Oscar Mayer lanzó hace unos meses su propia criptodivisa (con sabor a bacon): el Bacoin. Accediendo a una web lanzada ad hoc (OscarMayerBacoin.com) quien así lo deseara podía registrarse a fin de recibir un número limitado de Bacoins y canjearlos después por bacon 100% real.

 

“Carlsberg Caviar” – Carlsberg – C+P Copenhague

El pasado mes de junio, y coincidiendo con la celebración del Mundial de Fútbol en Rusia, Carlsberg, se sacó de la chistera un curioso caviar (al más puro estilo ruso) con sabor a cerveza (la suya propia por supuesta). La célebre marca danesa se alió con Umut Sakarya, un chef especializado en gastronomía molecular, para dar a la cerveza Carlsberg la textura de caviar mediante la técnica de las esferificaciones.