Entrevistando a la directora de fotografía Gina Ferrer

 

1-Buenas Gina, me gustaría empezar preguntándote algo básico pero a la vez elemental, como empezó tu pasión por el mundo audiovisual?

Buenos días. No creo que haya un momento concreto, sino que todo ha ido saliendo y desarroyandose de forma natural.

Hace poco, digitalicé una cantidad importante de cintas Hi-8 de mi padre. En ellas, encontré registradas distintas situaciones familiares, así que sin ser muy consciente, siempre ha habido una cámara grabando cosas que sucedían a mi alrededor, inmortalizando parte de mi vida… Lo bonito es que retrataba escenas muy cotidianas, donde su presencia no siempre era notoria. Ha sido parte de toda mi infancia / juventud y estoy segura que eso influenció.

También recuerdo tener una cámara en mis manos desde muy temprana edad. Cada año , me iba a las convivencias de la escuela con un carrete para disparar .

Así que empiezas imaginando cosas de pequeño, luego dibujas y a medida que vas creciendo, se van cruzando utensilios y películas que te marcan. Lo vas mezclando todo y terminas aprendiendo a hablar y a sentir con las imágenes.

 

2-Cuál crees que sería tu posición en un rodaje si no pudieses ser Directora de Fotografía?

Siempre me ha encantado tomar fotografías y creo que jamás voy a dejarlo de hacer. Es mi pequeño espacio donde contar pequeñas historias puesto que aún no me atrevo a dirigir nada.

Desde dirección tocas un poco de cada especialidad, y eso también me fascina. Cada departamento tiene algo que me atrapa, pero con el sonido y el montaje, estoy segura que sería algo con lo que pasaría horas y horas.

Así que si no pudiese ser DoP iría hacia la dirección.

 

3-“No quiero perderte nunca” que significa este proyecto para ti?

Actualmente, he terminado mi tercera película como DoP. Llevaba mucho tiempo rodando 2das unidades de distintos films, pero tardaba en llegar mi primer largo. Ese pez que se muerde la cola; no te dan opción a hacer porqué no has hecho…

Y así fue, una vez llegó el primer largo ( No quiero perderte Nunca, de Alejo Levis ), vinieron los otros dos, y muy seguidos! El tener una peli a las espaldas me abrió las puertas al segundo largo; L’homme au Piano, una película franco-catalana dirigida de una manera muy especial y poco común por Chauncey Alan, con quien hubo una gran conexión a nivel visual y narrativo.

 

4-Podrías trabajar en cualquier país? 

 Creo que sí, no se me ocurre ninguno en el que no trabajar. Sólo en aquellos que están en conflicto o en los que el riesgo de salud pueda ser muy elevado. Me encanta el cine y mi trabajo, pero jamás arriesgaría mi vida por ello. En todos los demás, me iría de cabeza si el proyecto lo requiriese.

Es muy enriquecedor trabajar fuera y además, es una manera muy interesante de conocer distintas culturas, siempre y cuando te interese y quieras / puedas sumergirte en el lugar y sus quehaceres.

 

5-Rodrigo Prieto, explícanos… podríamos hablar de un antes y un después en tu carrera?

No sé sí de un antes y un después, pero sí ha sido una persona que me impactó y con la que se estableció una relación muy enriquecedora. Siempre estaré agradecida a Sandra Hermida por abrirme esa primera puerta para llegar a formar parte del equipo de fotografía de Biutiful. Fue como un máster en el cual me pagaban por asistir.

Fueron unos meses donde pude observar muy de cerca el trabajo de Rodrigo Prieto y aprender cada día un poquito más. Ahí, también vi la importancia del carácter a la hora de trabajar. De lo esencial que es, a mi modo de ver, el respeto, la humildad y el buen hacer. Para mi, eso aún le convirtió en un mejor director de fotografía, si es que cabe.

 

6-Cuando hablamos de referentes en el sector, para ti quién es la persona a la que mirabas con diferentes ojos?

Hay de todo tipo, van desde los clásicos que todo director de fotografía admira, hasta gente que te cruzas en pequeños momentos de la vida cotidiana y no tienen nada que ver con el sector. También me guio mucho por fotógrafos, pintores y no olvidemos los cómics y su manera de sintetizar.

Mi carrete del teléfono, está lleno de pantallazos de imágenes que me impactan.

Y por supuesto, de todos esos compañeros del sector, que somos muchos saliendo de la misma escuela y trabajando con la misma gente… y a los que sabes que siempre podrás llamar y consultar. Algunos de ellos están haciendo cosas increíbles y muy inspiradoras.

 

7-Tengo entendido que estabas rodando en Costa Rica, cómo ha sido la experiencia?

Así es, vengo de rodar una peli que se llama Aquí y ahora dirigida por Paz León, una directora a tener muy en cuenta.

Ha sido una gran experiencia donde por primera vez, he rodado en un país bastante alejado del mío en la manera de trabajar, y sin nadie conocido en el equipo. El resultado ha sido increíble. Conseguí un equipo maravilloso y como ellos decían, aprendí a tropicalizarme. Lo que no significa que los primeros días de aclimatación fueran fáciles.

De nuevo , he vuelto a reafirmar la importancia de la gente de la que te rodeas.

El equipo técnico de fotografía que hay detrás de estas 3 películas ha sido maravilloso. Son grandes profesionales que también apuestan por estar en pelis pequeñas, a sabiendas de que podrían estar haciendo otras cosas y ganar más dinero.

A esto me refiero con la importancia de la red que vas formando a o largo de los años. El saber cuidar a aquellos que tienes cerca, porque sabes que son un tesoro y pueden tirarse de cabeza para acompañarte en un proyecto, muy a pesar de que el presupuesto sea ajustado. Cada película es una familia, y la familia es la familia.

 

 

8-En qué otros proyectos o retos técnicos tienes previsto participar próximamente?

Recién llego de dos meses fuera y por ahora, a parte de un spot y un viaje a Irlanda, para completar el rodaje de un documental que hace dos años que estamos haciendo, no hay nada a la vista.

 

9-No sé si has tenido oportunidad de trabajar con drones, qué crees que aportan a los rodajes. Te gustaría aprender a operar una cámara en el drone?

Precisamente, en este documental de Irlanda, fue donde rodé por primera vez con un drone. Conseguimos un plano espectacular en el que mostrábamos una ensoñación de uno de los personajes, el cual volaba por encima de un castillo entre murciélagos. Con los drones, puedes conseguir planos increíbles, planos que imaginas y puedes llevar a cabo. Da igual si es en espacios pequeños o grandes, interiores o exteriores… y eso es la gran versatilidad que los drones te permiten; llevar a cabo casi cualquier plano que imagines.

Y aprender a operar una cámara drone, por supuesto que me gustaría.